Conservación de Islas es una Asociación Civil sin fines de lucro, constituida formalmente en 1998. Tiene permiso como Donataria Autorizada de parte del gobierno federal. Está además registrada en el Registro Nacional del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (RENIECYT). Ha sido auditada externamente durante los últimos cinco años.

La organización busca la restauración integral, la conservación y el desarrollo sustentable de las islas de México. De esta manera, sus actividades incluyen la investigación científica interdisciplinaria, la erradicación de mamíferos introducidos o exóticos, la restauración activa, la educación ambiental, el desarrollo de métodos y técnicas de restauración, las políticas públicas y la gestión de esquemas legales de protección.

Bajo un esquema de colaboración enfocado y con el apoyo de organizaciones sociales y pesqueras, así como de dependencias de gobierno, Conservación de Islas ha logrado en una década la restauración de 29 islas del noroeste de México. Se trata de la mitad de las islas de México con especies introducidas. Es un avance que destaca a nivel mundial. Un componente esencial para ese logro ha sido la remoción de mamíferos introducidos, la principal amenaza de los ecosistemas insulares del mundo. Esto ha protegido a las poblaciones insulares de especies de flora y fauna, marina y terrestre.

Por su trabajo, el grupo fue merecedor al Premio Nacional de Conservación de la Naturaleza Enrique Beltrán Castillo 2002 otorgado por el Gobierno de la República.

El grupo está abierto a esfuerzos de colaboración internacional para restaurar islas de diversas regiones del mundo. En particular, ha participado en proyectos de colaboración con Ecuador, Nueva Zelanda, Australia, Estados Unidos y Canadá.

Para desarrollar sus proyectos, Conservación de Islas recibe apoyos en efectivo y en especie de instituciones gubernamentales, fundaciones y organizaciones privadas, tanto mexicanas, como extranjeras e internacionales.

Gracias al conocimiento creciente, al desarrollo tecnológico, a la experiencia desarrollada y a la consistente trayectoria lograda, la restauración integral de todas las islas de México para el año 2025 es ahora una posibilidad real, de enorme valor y de trascendencia global. Para la consecución de esa meta sólo es necesario alinear los esfuerzos y sostener la trayectoria actual.